La publicidad se configura como un elemento estratégico más, dentro de las técnicas de marketing.